Verrugas caninas, todo lo que necesitas saber

Los problemas y las afecciones dermatológicas son muy habituales entre nuestros perros. Algunos son más graves, como pueden ser los tumores, y otros menos, como puede ser una infección. Dentro de todos los trastornos cutáneos posibles poco graves, las verrugas caninas sin duda se sitúan entre los motivos de consulta más habituales.

A continuación, vamos a hablar sobre todo lo que hay que saber de las verrugas en perros. Explicaremos lo que son, su significado patológico, y las posibles formas de tratamiento que existen.

¿Qué es una verruga?

Todos sabemos lo que es una verruga, al menos desde una manera de andar por casa, todos somos capaces de reconocer una si la vemos. Pero como somos muy profesionales, vamos a definirla un poco más seriamente.

En este sentido, desde un punto de vista médico (y veterinario), una verruga se podría definir como sobrecrecimiento anómalo de tejido epitelial.  Pueden aparecer sobre cualquier tipo de tejido epitelial, sobre la propia piel, en la mucosa oral, mucosa genital… Es decir, en cualquier parte del cuerpo del animal, puede crecer una verruga.

Esta lesión está causada por un virus, el llamado virus del papiloma. Puede afectar a todos los animales independientemente de su edad, aunque los individuos jóvenes, ancianos o con problemas de inmunidad lo sufren con más facilidad.

Esto es debido porque el sistema inmune de un animal, cuando está en sus plenas facultades, suele ser capaz de combatir este tipo de infecciones, que usualmente son de carácter leve y limitante.

En cambio, cuando el perro no tiene un sistema inmune fuerte, el virus se asienta en la piel, se reproduce, crece, y forma la denominada verruga.

En este sentido, cabe mencionar que se puede contagiar de un animal a otro, incluso repetir el contagio en el mismo animal. Por eso es frecuente que cuando aparece una verruga en un animal, aparezcan verrugas adheridas en otras localizaciones de su cuerpo. Normalmente suelen aparecer cerca de la verruga “madre”, pero pueden también aparecer en ubicaciones más distanciadas.

Importancia clínica de las verrugas caninas

Desde el punto de vista veterinario, y entendiendo su significación patológica, esta afección es asintomática y benigna, y no produce ningún problema, a excepción de las cuestiones estéticas o las posibles molestias derivadas de su presencia.

En este aspecto, y dependiendo de la localización de la verruga, por ejemplo, si se sitúa en el párpado, las molestias pueden ser más o menos de gravedad, incluso poner en peligro, por ejemplo, en este caso, la integridad del ojo.

Por lo tanto, si bien son benignas y no producen problemas, siempre deben ser correctamente evaluadas por un profesional veterinario para que analice si la ubicación y la verruga en sí, representan algún problema en la salud del animal.

En este punto cabe señalar que, a pesar de ser benignas, pueden desencadenar un proceso un poco más grave. Estas verrugas pueden derivar en un proceso tumoral maligno, que sí que sería un problema y requeriría la extirpación inmediata. Por este motivo conviene mantener a las verrugas bajo control y supervisión veterinaria.

Tratamiento de las verrugas en perros

En cuanto al tratamiento, ya que en estos procesos está implicado el sistema inmune, el desarrollo de la enfermedad suele ser autolimitante. En muchos, las verrugas caninas pueden resolverse ellas solas sin necesidad de ningún tratamiento. El sistema inmune combate la infección viral y se resuelve la verruga.

No obstante, conviene evaluar cada verruga de forma individual, y el tratamiento solo estaría indicado previa evaluación veterinaria.

En caso de verrugas en ubicaciones delicadas, pueden ser removidas, previa anestesia, mediante procesos quirúrgicos. Por ejemplo, en caso de verrugas próximas a los ojos, en verrugas en la zona de la boca que puedan dificultar la masticación, o verrugas que el animal se pueda frotar y tengan tendencia a la ulceración.

Por otra parte, aquellas que hayan resultado contar con cierto grado de malignidad tras un análisis veterinario, deben eliminarse mediante técnicas quirúrgicas para evitar complicaciones derivadas.

Esperamos que este articulo os haya resultado interesante y os ayude a responder todas las preguntas sobre las verrugas en nuestros amigos peludos.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados