Conoce el calendario de vacunación en gatos

La mayoría de las veces que decidimos incorporar un nuevo gatito a la familia, este viene de la calle o de un hogar de acogida y no tenemos muy claro qué es lo que hay que hacer. No os preocupéis, a continuación, os vamos a explicar el protocolo sanitario que tenemos que seguir cuando aumentamos nuestra familia felina, y hablaremos de la vacunación en gatos.

Primeras vacunas en gatos

 Antes de decidir incorporar un nuevo miembro felino, debemos tener en cuenta si ya tenemos otro gatito en casa. Si es así, lo ideal sería hacer un periodo de cuarentena de 15 días antes de que se pongan en contacto para prevenir posibles enfermedades.

 Lo primero que tenemos que saber, si nuestro gatito proviene de un hogar de acogida o de una asociación protectora de animales es si ya han iniciado la pauta de vacunación/desparasitación antes de introducirlo en casa. De no ser así, te explicamos cómo iniciarla tú desde el principio.

 Los gatitos pueden empezar con su protocolo de vacunación a partir de los dos meses de edad, siendo la vacuna polivalente (calicivirus, panleucopenia y rinotraqueitis) la elección ideal. La pauta de vacunación en este caso consiste en tres dosis espaciadas 30 días una de otra.

 Además, se puede aprovechar la primera consulta para hacer una exploración general de nuestro gatito y desparasitarlo tanto interna como externamente y repetir esta desparasitación con la última dosis de la vacuna.

 Vacunación en gatos, la leucemia felina

 En gatitos que provienen de la calle, o que no sabemos el estado sanitario que pueda tener su madre, es recomendable además hacerles una analítica sanguínea para descartar que puedan padecer inmunodeficiencia o leucemia felina, dos enfermedades que desafortunadamente son muy frecuentes en los gatos sin hogar y que se transmiten a través de la sangre y la saliva, o de madres a hijos por vía transplacentaria.

 Lo ideal es realizar este test 15 días después de haber adoptado a nuestro gatito, ya que así aumentamos la sensibilidad del mismo y nos garantizamos que, si se contagió en los últimos días, tengamos más posibilidades de que esto salga reflejado en los resultados.

 Afortunadamente, hoy en día existen vacunas para prevenir la enfermedad de la leucemia en nuestros gatitos. Esta vacuna consta de dos dosis espaciadas entre sí por un mes de diferencia, y pueden ponerse a partir de los dos meses de edad.

 Por desgracia, no existe ninguna forma médica de prevenir el contagio de la inmunodeficiencia felina, así que lo mejor que podemos hacer para poner a salvo a nuestro gatito de esta enfermedad, es evitar que salga al exterior y tenga contacto con gatitos que puedan infectarlo.

 Chip y rabia, si procede

 Además, antes de los tres meses es obligatorio poner a nuestra mascota el microchip. Un dispositivo electrónico del tamaño de un granito de arroz, que se coloca en el lado izquierdo del cuello y sirve para identificarlo y asociarlo a su propietario/a.

Con la implantación del microchip y a partir de los tres meses de edad, es obligatoria la vacuna de la rabia en algunas Comunidades Autónomas. Te recomendemos que le consultes esto a tu veterinario, ya que varía en función del lugar dónde vivas.

 A partir de aquí ya sólo tendremos que asegurarnos de poner anualmente las dosis de recuerdo y desparasitar a nuestro gatito como máximo cada tres meses.

 Esperamos que esta información os ayude a mantener al día la vacunación en gatos, y prevenir así de las variadas enfermedades que les pueden afectar.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados