Tricobezorares en gatos, o las llamadas bolas de pelo

En septiembre llega el otoño y no solo caen las hojas de los árboles, sino también el pelo de nuestras mascotas. Y es que, con la llegada del otoño, llega también la tan temida época de muda, donde nuestro felino va a cambiar todos y cada uno de los pelos que tiene en su cuerpo, el desencadenante de la formación de un tricobezoar.

La muda es un proceso natural y necesario para que nuestro felino se adapte al frio del invierno. Lo que sucede es que, si no prestamos la atención y cuidados necesarios, puede derivar en patologías importantes. El principal problema de la muda es los tricobezoares, también conocidos como “bolas de pelo”.

Los gatos invierten entre siete y doce horas diarias en acicalarse y durante ese proceso es normal que ingieran pelo, el problema es cuando ese pelo está cayendo en exceso y nuestro gatito no es capaz de digerirlo de manera natural. Es en estos casos cuando se origina el tricobezoar.

Los tricobezoares están originados por una acumulación excesiva de pelo, generalmente en el estómago. Estos forman una masa de consistencia dura que nuestro felino intentará expulsar mediante el vómito. El problema acontece cuando esta expulsión no puede llevarse a cabo, provocando una obstrucción que, en ocasiones, es necesario resolver mediante intervención quirúrgica.

¿Qué sintomatología se aprecia en casos de tricobezoar?

Una de las primeras cosas que vamos a notar en nuestra mascota, son los vómitos, debido a la necesidad de expulsarlo. Otros síntomas que pueden aparecer son: anorexia, apatía y puntualmente, estreñimiento (debemos tener mucho cuidado con esto último, ya que puede derivar a algo más serio como, por ejemplo, megacolon).

¿Cómo podemos prevenir estas bolas de pelo?

Es fundamental que instauremos una rutina de higiene en nuestros gatitos y que en los meses de muda (septiembre/octubre – abril/mayo) la intensifiquemos.

Para esto, debemos acostumbrar a nuestro felino a cepillarlo, mínimo una vez a la semana, aumentando la frecuencia a dos/tres veces por semana en las épocas críticas.

Además, podemos complementar esta rutina dándole malta, lo que le aportará fibra y ayudará a facilitar la motilidad intestinal, evitando que se acumule excesivo pelo y se llegue a formar.

Otra de las opciones que podemos utilizar, sobre todo en épocas de muda, son suplementos alimenticios que, además de llevar fibra para evitar que se forme el tricobezoar, lleva complementos vitamínicos para ayudar a que la caída de pelo sea más progresiva y afecte menos a nuestro gatito.

Si tienes cualquier duda sobre los problemas que pueda causar la cada de pelo en tu gatito o qué suplementos puedes darle para ayudar a prevenirla, nuestros veterinarios de Pet&Talk estarán encantados de ayudarte.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados