Refrescar a los perros, 6 consejos útiles

Si el otro día os hablábamos de cómo combatir el golpe de calor, hoy os vamos a enseñar como refrescar a los perros en los días calurosos. Para ello, existen muchos trucos y consejos que a continuación os vamos a explicar.

Y es que, por si había alguna duda, a los perros les encanta refrescarse cuando hace calor. Pero claro, no a todos les gusta el agua. Por lo tanto, vamos a ofrecer soluciones para los perros de regadío y para los de secano.

Juegos de agua

Vamos a empezar por lo sencillo, y con los perros acuáticos. Una de las mejores formas para refrescar al perro en verano, es realizar juegos con agua. Aquí, a parte de los juegos típicos de tirar pelotas a la piscina o palos al río, existen tantas opciones como imaginación tengáis. Por ejemplo:

  • Utilizar una esponja mojada a modo de pelota para lanzar al perro.
  • Abrir la manguera para que haga las veces de serpiente y el perro la persiga.
  • Jugar con globos de agua.

A los perros que les guste el agua, les gustará cualquier juego en el que esté implicado el agua, así que no os cortéis.

Alfombras refrescantes

Aquí tenemos una solución para todos los perros, incluidos los de secano. Las alfombras o colchones refrescantes, son unos dispositivos rellenos de un gel, que absorben el calor cuando presionamos sobre ellos.

Estas alfombras son aptas para todos los perros, pero funcionan mejor en ejemplares pequeños, puesto que las razas grandes, en relación a su tamaño, mantienen poca superficie corporal en contacto con la alfombra.

Estos colchones no requieren ningún tipo de recarga. Lo único, que, tras un tiempo de uso, absorben el calor del perro y son menos eficaces. Por lo tanto, hay que quitar al animal de encima para que pierdan el calor, y listas para funcionar de nuevo.

Premios refrescantes, o heladogs

¿Qué perro se puede resistir a un delicioso “heladog”? Ninguno, y nosotros lo sabemos. Por eso os los hemos traído en este artículo.

Aquí también podéis jugar con vuestra imaginación y ofrecer al perro lo que más le guste. Por ejemplo, podéis hacer helados de caldo de pollo mezclados con unas bolitas de pienso.

También podéis congelar la comida húmeda o de latas como si de un polo se tratase. A esto le podéis añadir las croquetas del pienso, como si fuera un helado con trocitos.

También podéis hacer vosotros mismos la mezcla con frutas y verduras. Por ejemplo, mezclando arándanos y zanahoria para hacer un heladog detox.

Las opciones son ilimitadas. Y como cada perro tiene sus gustos, que mejor que regalarles a nuestros amigos un helado personalizado con sus sabores favoritos.

Refrescar el entorno es refrescar a los perros

Del mismo modo que nosotros, los perros también se pueden beneficiar de las virtudes del ventilador, o de abrir las ventanas para crear corriente. Respecto al aire acondicionado, hay que tener un poco más de cuidado que puede causar en ellos problemas respiratorios.

Además, también podemos mantener el agua del animal siempre fresca. Bien cambiándola cada poco, o incluso añadiendo algún hielo para que vaya descongelándose lentamente, manteniéndola fresca.

Cuidar su pelaje

Los perros con el pelo largo, no se pueden, bajo ningún concepto, rapar ni rasurar de modo que la piel quede expuesta al sol. No obstante, si que se puede hacer un buen deslanado.

En este sentido, a los perros con capas de manto densa, se les puede cortar un poco el pelo para permitir que la piel respire mejor, y el animal no tenga tanto calor.

Además, conviene cepillarles con frecuencia ya que, además de ayudar a hacer mejor la muda de pelo, eliminamos pelo muerto que hace las veces de abrigo indeseado en tiempos calurosos.

Cuidar sus paseos

Por último, y no menos importante, conviene tener ciertas consideraciones para evitar exponer al animal a las altas temperaturas. Evitaremos las horas centrales del día en las cuales haga demasiado calor.

También evitaremos ejercicio extenuante siempre que la temperatura externa sea elevada. Asimismo, durante los paseos, siempre llevaremos agua fresca para ofrecerle al animal y mantener su grado de hidratación correcto.

Como habéis podido leer, las opciones que tenemos para refrescar a los perros en los días más calurosos del año, son ilimitadas. Por lo tanto, os animamos a ponerlas en práctica para mejorar la calidad de vida del animal, así como evitar posibles sustos derivados de los golpes de calor.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados