Rascadores para gatos, todo lo que necesitas saber

Tenemos un nuevo felino en la familia y queremos adaptar nuestro hogar para que se sienta lo más cómodo posible. Una de las cosas que no podemos olvidar, es incluir un rascador, y no solo para evitar que nuestro pequeño se afile las uñas en la esquina del sofá o nos destroce los muebles, sino porque tiene muchísimas ventajas para nuestro peludo. Te contamos a continuación todo lo que necesita saber de los rascadores para gatos.

Ventajas de los rascadores para gatos

En primer lugar y más evidente: ayuda a mantener las uñas sanas y fuertes. Además, ayuda a nuestro gato a establecer su “territorio” ya que al afilar sus uñas libera una hormona procedente de las glándulas interdigitales que marca su territorio.

Sirve al mismo tiempo como refugio. Los gatos son animales que a veces necesitan esconderse y pasar desapercibido. Para ello, el rascador es un lugar ideal al que acudir cuando necesite sentirse tranquilo.

Otro de los beneficios que podemos encontrar es que mantiene a nuestro gatito activo, evitando problemas de salud asociados al sedentarismo. Al afilarse las uñas, nuestro gatito realiza estiramientos y alivia el estrés mediante juegos interactivos con el rascador. Además, afilarse las uñas es para nuestro felino una necesidad etológica fundamental.

Algunos consejos para elegir el rascador ideal

En el mercado hay cientos de rascadores, pero, ¿Cómo sabremos cuál es el más indicado?

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que sólo nosotros sabemos cómo es nuestro gatito y cuál se adaptará mejor a sus preferencias.

A pesar de las características individuales, hay algunos factores que podemos tener en cuenta:

  • Estabilidad: es muy importante que al afilarse las uñas el rascador no se tambalee, ya que si esto sucede, es menos probables que nuestro gatito lo utilice.
  • Textura: los materiales que prefieren nuestros felinos son el cartón, la cuerda, la moqueta y la madera. Es preferible que las fibras estén orientadas en sentido vertical, ya que esto favorece el rascado.
  • Longitud: es recomendable que la superficie para rascar sea mayor que la longitud de nuestro gato con las patas estiradas.

¿Dónde colocar el rascador?

Ya que los rascadores cumplen varias funciones, podemos tener más de uno en casa. Lo ideal es colocarlo en el centro del territorio de nuestro felino, o en la habitación donde más tiempo pasen. Otro buen lugar para situar el rascador es cerca de su lugar favorito de descaso, ya que es más probable que la conducta de rascado se desarrolle después de dormir.

También si apreciamos que nuestro gatito tiene la costumbre de afilarse las uñas en un lugar determinado debemos colocarlo cerca, ya que es ahí donde ha decidido que quiere marcar su territorio.

Si tienes alguna pregunta más sobre el comportamiento de tu gatito, no dudes en contactar con nuestros veterinarios.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados