Juguetes y juegos caseros para perros

A los perros les encanta jugar, con lo que sea. Personas, otros perros u animales, ellos solos, con juguetes… Atendiendo a su comportamiento travieso, hoy vamos a enseñaros juguetes, y algunos juegos caseros para perros, para que los hagáis vosotros mismos.

Los juguetes son una herramienta muy útil cuando se trata de potenciar el juego en el perro. Este tipo de actividades no solamente les ayudan a desarrollar sus capacidades cognitivas, también sirven para que hagan ejercicio mental y se sientan mejor anímicamente.

Juegos caseros para perros vs juegos comerciales

Existen en el mercado una gran variedad de juegos, de distintas clases y para potenciar y trabajar con los distintos sentidos. Estos juguetes están desarrollados por especialistas y satisfacen unas necesidades concretas.

En el caso de los juguetes caseros, el límite es el cielo, y podemos crear tantos como se nos ocurran. No obstante, debemos recordar que, por manitas que seamos, los hemos hecho nosotros sin garantías de seguridad. Por lo tanto, conviene supervisar al animal durante su etapa de juego para evitar algún posible accidente.

Asimismo, los juguetes caseros especialmente, y los comerciales en menor medida, conviene que sean revisados con frecuencia para descartar la existencia de piezas sueltas o elementos potencialmente peligrosos para el perro.

Alfombra olfativa

Comenzamos con uno de los juguetes más útiles y versátiles para trabajar el olfato del perro. Esta alfombra está especialmente diseñada para esconder fragmentos de comida y que el animal se esfuerce en encontrarlos utilizando su nariz.

La alfombra en cuestión no es más que una serie de jirones de tela, atados o adheridos a una especie de malla. El premio se esconde entre esos jirones, para que el perro rebusque en busca de la recompensa.

Existen en el mercado muestras de estos juguetes para su compra directa. Por otra parte, también cabe la posibilidad de que seamos nosotros mismos los que nos animemos al bricolaje.

Podemos ayudarnos de una malla plástica de jardinería, con las rendijas estrechas. Entre ellas, ataremos fragmentos de ropa vieja, como camisetas o pantalones. Los trozos de tela deben ser lo suficientemente largos como para esconder los premios, de en torno a unos 5-7 centímetros. Ya solo tenéis que esconder un trozo del premio favorito de vuestro perro, y a disfrutar.

Pelotas con premios en su interior

Como el inventor del chupa-chup, que decidió poner un palo a un caramelo para crear una obra única, y hacer felices a todos los niños (y adultos), la brillante cabeza que fusionó la pelota con los premios, hizo a muy felices a los perros del mundo.

El mecanismo consiste en una pelota con chucherías en su interior que va soltando premios a medida que el animal juega y la pelota rueda.

Existen en el mercado numerosos productos con estas características, de distintos tamaños y para animales en distintas etapas de la vida.

Por otra parte, también podemos crear un objeto similar artificial. Lo único que tenemos que hacer, es hacernos con una botella de tamaño variable en función de la talla del perro. La llenaremos con varios premios y haremos una pequeña ventana por la que puedan salir los premios a medida que el perro la vaya haciendo girar.

Debemos supervisar el juego por si el animal pudiera quitar el tapón o romper la botella e ingerir alguna pieza plástica.

Alfombra de lamido

Similar a la alfombra olfativa, la alfombra de lamido funciona potenciando el sentido del gusto. Consiste en una alfombra con rugosidades sobre la cual se aplica un alimento húmedo, tipo paté.  Con este juguete, el animal tiene garantizados varios minutos de entretenimiento. Además de mejorar su estado de ánimo y contribuir a su relajación, ayuda a controlar su ansiedad a la hora de ingerir alimento.

Mordedores, de los juegos caseros para perros más fácil de hacer

El mordedor es uno de los elementos básicos del ajuar de juguetes de cualquier perro, y no es para menos. A los canes les encanta distraerse jugando con este tipo de utensilios.

En el mercado, existe una gran cantidad de juguetes mordedores para perros, pero ya que estamos de manitas, vamos a explicaros como hacer uno.

Lo primero que tenemos que hacer es localizar unos vaqueros viejos, que serán los que mejor resistan las embestidas de los mordiscos del perro.

Podemos utilizar, por ejemplo, una pernera de un pantalón. Para ellos tendremos que coser la parte inferior haciendo como una bolsita, y rellenaremos el interior con algún tejido tipo algodón. También nos puede servir restos de otras telas, que podríamos aprovechar para reciclarlas. Por último, lo único que tenemos que hacer es cerrarlo con otra costura, y a disfrutar.

Esto es solo una muestra de la variada muestra de juguetes que existen en el mercado. Por otra parte, cada perro es un mundo y tienen sus gustos particulares. Por lo tanto, os animamos a dejar volar vuestra imaginación para crear un juguete que se adapte a las necesidades de cada perro.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados