Ictericia en perros, todo lo que debes saber

Existen muchas enfermedades, o más bien síntomas de enfermedades, que resultan muy curiosos y llamativos, por alguna condición especial. La ictericia es un proceso patológico en la cual, la piel y mucosas del animal, o de la persona, se tornan amarillentas. A continuación, os explicamos todo lo que necesitáis saber sobre la ictericia en perros.

En este sentido, cabe destacar que la ictericia no se puede considerar enfermedad, si no más bien una manifestación de alguna enfermedad. Por lo tanto, son varias las enfermedades que si producen ictericia.

¿Qué es la ictericia?

La ictericia se puede definir, desde un punto de vista más profesional, como la presencia de una coloración amarillo anaranjado sobre la piel y las mucosas. Suele ser más evidente en estas últimas, especialmente en la zona de la boca y en la parte blanca de los ojos. También se puede evidenciar en el interior de las orejas, o incluso en todo el cuerpo si el animal tiene la piel blanca.

Esta alteración del color se debe a un incremento anormal en sangre de un pigmento llamado bilirrubina, el mismo que se le subía a Juan Luis Guerra en la famosa canción que todos hemos bailado alguna vez en las verbenas.

La presencia de este pigmento de forma patológica, suele estar relacionada con alguna alteración en el hígado, de forma general. No obstante, pueden existir excepciones que a continuación os vamos a detallar

¿Cuáles pueden ser las causas de ictericia en perros?

Como ya explicamos en las líneas anteriores, la aparición de ictericia se debe a un incremento de la bilirrubina. Pero este pigmento no se encuentra elevado de forma normal, por lo que tiene que haber algo que lo suba.

  • Ictericia pre-hepática: En esta ictericia, el incremento del pigmento se ve producido por una alteración que no tiene demasiado que ver con el hígado, y se produce de forma anterior y ajena a el. Por ejemplo, en ciertas anemias, la destrucción de los glóbulos rojos produce una liberación de bilirrubina.
  • Ictericia hepática: La más habitual, que afecta propiamente al hígado. Se produce por una alteración en el tejido hepático, que no puede procesar el pigmento y hace que este se acumule de forma patológica. Por ejemplo, hepatitis o cirrosis.
  • Ictericia post-hepática: Se produce cuando la alteración se encuentra en el hígado, pero no en su funcionalidad, si no en los “desagües de bilirrubina”, es decir, en los conductos encargados de eliminar el pigmento. Al no poder ser correctamente eliminada, la bilirrubina se acumula de nuevo en el torrente sanguíneo por lo que se produce un incremento de la bilirrubina circulante. Como causas de este tipo de ictericia, podemos hablar de cálculos biliares o tumores que puedan comprimir estos conductos.

Tratamiento de la ictericia

El tratamiento no es único, y generalmente tampoco es sencillo, pero siempre irá encaminado a solucionar la causa primaria del síntoma. Teniendo en cuenta que la ictericia es un trastorno tras el que se esconde tantos procesos patológicos, siempre conviene evaluar correctamente toda la información posible para poder acercar con el diagnóstico.

Por ejemplo, en las ictericias donde la funcionalidad hepática sea correcta, habrá que tratar de forma conveniente las alteraciones presentes. En este sentido, algunas ictericias, aunque pueda parecer raro, pueden resolverse de forma quirúrgica. Por ejemplo, las ictericias post-hepáticas eliminando un cálculo biliar.

En los perros con ictericia hepática, entendiendo que existe un problema en la funcionalidad del propio hígado, la terapia irá encaminada siempre a restablecer la correcta función del órgano

No obstante, el diagnóstico tampoco es sencillo, ya que existen muchas causas de hepatitis y procesos patológicos hepáticos, desde agentes infecciosos hasta sustancias toxicas. Por esta razón, conviene que el perro enfermo sea correctamente valorado por un veterinario.

Esperamos que este articulo os haya sido de utilidad y sirva para conocer esté curioso signo clínico.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados