Como preparar al perro para la montaña y el monte

No todos los perros tienen la misma capacidad para realizar deporte. Algunos pueden venir de un pasado difícil, otros llevar una vida más sedentaria… Por este motivo, os vamos a enseñar a preparar al perro para la montaña y el campo.

Como las personas, los animales domésticos necesitan una preparación para practicar ejercicio intenso. Es lo que tiene la domesticación, pues si un animal salvaje no hace ejercicio, o se muere de hambre o se lo comen.  Por lo tanto, vamos a daros algunos consejos para practicar deporte por el campo con el perro.

Cuidado de las almohadillas

Cuando nos vamos de ruta, elegimos el calzado adecuado. Ya sabéis, montaña, hierba, pronador, supinador… Pero los perros no tienen a su alcance este abanico de opciones. Pero no os preocupéis, ellos tienen algo mejor, sus almohadillas.

Esta estructura cuenta con unas características únicas, fruto de miles de años de evolución, que permite al perro caminar de forma eficaz por múltiples terrenos. Las almohadillas en el perro ofrecen un excelente agarre, amortiguan el impacto durante la marcha, disipan el calor

Pero como las suelas de una zapatilla, hay que cuidarlas y prepararlas para practicar ejercicio por el monte y zonas campestres, especialmente si el terreno es abrupto, con piedras y materiales abrasivos.

En este sentido, se pueden hidratar y fortalecer las almohadillas usando productos específicos para tal fin. Existen en el mercado un amplio abanico de cremas y pomadas para endurecer la capa externa de estas estructuras y prevenir las heridas y las abrasiones. Asimismo, el uso de productos naturales como el aloe vera, también puede ser útil para tal fin.

Estos productos deben aplicarse siguiendo las instrucciones del fabricante, y unas semanas antes de que vayamos a realizar la travesía. De este modo, la capa protectora de las almohadillas estará preparada para resistir eficazmente las abrasiones del terreno.

Preparación física

Los perros pueden tener agujetas y sufrir lesiones derivadas de la falta de entrenamiento. Por lo tanto, es necesario llevar a cabo un proceso gradual de adaptación física. Esto es especialmente relevante en perros que puedan proceder de alguna protectora y haber tenido un pasado difícil. Estos animales han podido sufrir desnutrición, o convivir en espacio muy cerrados sin opción al ejercicio. Por lo tanto, el entrenamiento es imprescindible.

Por lo tanto, para evitar lesiones y hacer una adaptación gradual, vamos a practicar ejercicio aumentando paulatinamente la intensidad.

Podemos comenzar realizando algunas carreras ligeras o practicando juegos de pelota u objetos arrojadizos para que el sistema locomotor del perro se adapte al ejercicio intenso.

De este modo, aparte de la musculatura, también fortalecemos las articulaciones y los ligamentos, aspecto fundamental para prevenir una gran cantidad de lesiones asociadas al ejercicio mal practicado.

Educación, esencial para preparar al perro para la montaña

Aunque parezca una bobada y pueda parecer evidente, resulta muy importante que el animal tenga bien asimilados los conceptos básicos de obediencia. No debemos olvidar, que una ruta puede ser un ambiente nuevo y salvaje, donde cabe la posibilidad de que surjan imprevistos. Por ejemplo:

  • Senderos estrechos con riesgo de caída.
  • Interacción con otros senderistas u otros perros.
  • Encuentros con animales salvajes.

Ante estos casos, resulta crucial que el animal esté atento y obedezca nuestras órdenes para evitar posibles sustos.

Además, conviene llevar una correa y un sistema de sujeción adecuado, idealmente arnés. En caso de sufrir un accidente, el arnés siempre va a resultar más versátil, ya que podemos utilizarlo para hacer tracción por el cuerpo del perro sin causar traumatismos ni lesiones que con el collar serian casi seguras.

Kit para el perro en las rutas de montaña

El perro tiene que comer y beber como nosotros. Por lo tanto, es necesario llevar un bebedero adecuado con el correcto suministro de agua. Existen múltiples formatos de bebederos portátiles que permiten al animal hidratarse en cualquier momento de la travesía.

Asimismo, podremos llevar algo de comida para ofrecerle durante el camino. No obstante, no debemos excedernos ofreciendo demasiado alimento.

También resulta recomendable llevar un botiquín veterinario, como el que explicamos en el artículo anterior, para estar preparados ante cualquier posible accidente.

Por otra parte, y aunque pueda sonar extraño, puede estar indicado llevar un protector solar canino, especialmente en perros de capa blanca. Si vamos a practicar una ruta en zonas sin sombra en meses soleados, las zonas sensibles como nariz y labios, pueden sufrir quemaduras solares. Por este motivo, el uso de estos productos puede estar especialmente indicado.

Deseamos que estos consejos sobre como preparar al perro para la montaña os sean útiles y os sirvan para disfrutar una ruta agradable por el monte, sin contratiempos ni accidentes, y también sin agujetas para el perro.

¡Apúntate y te enviaremos los últimos consejos de salud que vayan publicando nuestros veterinarios! Backhand Index Pointing Down on Apple iOS 14.2

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados